27 de mayo de 2018

2602- LOS PELIGROS DE LA MÚSICA.

Giovanni Bapttista Lully, inventor de la batuta. (1632-1687)
Nada más lejos de mi intención que asustar a quienes tengan vocación por la música, máxime cuando uno de mis yernos (Israel Salvador) es profesor y músico de la Banda Municipal de Castellón. Sin embargo he querido plasmar un desgraciado hecho relacionado con el género musical y que acabó con la vida del protagonista, cuyo nombre fue Jean Baptista Lully, inventor de la batuta. Esa varita, fabricada en sus mejores versiones en marfil y empuñadura de ébano, no estaba todavía inventada en aquellos tiempos del siglo XVII. El célebre músico y compositor había nacido en Florencia el 28 de Noviembre de de 1632 y recibió sus primeras lecciones musicales de manos de un monje franciscano, trasladándose a Francia con tan solo 10 años de edad. Con 11 años de edad (1643) Lully entró como ayuda de cámara de Madmoiselle de Montpensier que quería practicar la lengua italiana. 

Rey Luis XIV de Francia (1638-1715)
Dos años más tarde (1645) el muchacho puso de manifiesto su dotes como bailarín y maestro violinista. Con 20 años entró al servicio de Luis XIV y a los 30 fue nombrado Director de la Banda Real des Petits Violons. Perfecto cortesano se convirtió en compositor de cámara y superintendente de la Música de Su Majestad, lo que le valió posteriormente títulos de nobleza, al ser nombrado en 1681 secretario al servicio del rey. Pero vayamos al grano, al respecto del invento de la "batuta" a cargo de tan célebre personaje, Jean Baptista Lully... 
Hasta entonces los directores de orquesta no disponían batuta y para llevar el compás solían recurrir a palmotear con las manos o a dar patadas en el suelo para poder mantener el ritmo de la partitura. El astuto músico florentino inventó entonces lo que más tarde se convertiría en la actual y grácil varita llamada batuta, pero que en aquel momento fue pesada barra de hierro del tamaño de un largo bastón. 

La forma de marcar el "tempo" se hizo famosa rápidamente en toda Europa e incluso algunos directores viajaron a París a entrevistarse con nuestro personaje, a fin de aprender las reglas de dirigir las agrupaciones musicales con dicho artilugio.
Aquellos días de 1687 el rey galo se había recuperado de una larga enfermedad y el florentino quiso agasajarle programando un "Te Deum" en un convento cercano con el que dar gracias al Cielo por dicha recuperación. Fue justamente entonces, en la cumbre de su carrera musical y cortesana, cuando la imprevisible muerte tenía que sorprenderle de forma sarcástica. Durante la ejecución musical y quizás por el ímpetu que el renombrado director quería imprimirle a la música dedicada a su majestático protector, la varilla de hierro golpeó accidentalmente uno de sus pies provocándole una pequeña herida que se le infectó rápidamente causándole gangrena. Pocos días después se le amputaba la pierna, pero fue demasiado tarde y a los tres meses murió por infección generalizada. En aquellos tiempos sin antibióticos, la bacteria Clostridium se cobraba miles de vidas todos los años y Lully fue uno más de la larga lista de 1687.

RAFAEL FABREGAT

26 de mayo de 2018

2601- MUJERES DEVADASIS.

Fea palabreja y más fea aún su realidad. Aunque implantada desde tiempos inmemoriales, poco se sabía de esta práctica establecida en algunos estados del sur de la India. La noticia nos llega desde Karnataka, donde en pleno siglo XXI esta práctica sigue su curso como si sus habitantes siguieran anclados en la Edad Media. Para decirlo alto y claro, las "devadasi" son niñas de propiedad pública. No es eso lo que se pregona, puesto que en sánscrito devadasi significa "sirvienta de Dios", pero la realidad es muy distinta. Debido a creencias ancestrales y especialmente a la hambruna, en aquellos parajes algunas niñas de las castas más bajas son donadas gratuitamente a los templos. En teoría su misión es la de servir y venerar a la deidad pero, dependiendo de su belleza, unas se destinan a las labores hortícolas o de limpieza mientras otras son dedicadas a la prostitución.

No hay una edad fija, sino que las niñas son entregadas por sus padres poco después de su primera mestruación, entre los 12 y 14 años. No se recibe cantidad alguna por ello, pero sus padres quedan "purificados" por su generosidad, al tiempo que se libran de una boca a la que alimentar. El problema es que entre los 30 y 40 años, ya con varios hijos a su cargo y cuando ya no interesan a nadie sus servicios sexuales, estas mujeres son expulsadas del templo. Es una explotación mafiosa en toda regla, pero todos miran hacia otro lado. En sus años de mayor esplendor la misión de estas jóvenes, además de servir a la deidad, es entretener a los fieles que ofrecen al templo los más sustanciosos donativos. 

Ese dinero se toma por los sacerdotes como ofrenda y a cambio se les agasaja con bailes y servicios sexuales de toda índole. Una esclavitud en toda regla, amparada por la religión local. 
En teoría esta tradición fue prohibida en 1988, pero lo cierto es que en algunas zonas aisladas las "devadasi o "bayaderas" siguen existiendo. El problema es que una vez expulsadas del templo, muchas de ellas con sida y enfermedades de transmisión sexual, quedan totalmente desamparadas y sin poder hacerse cargo de los hijos, que son abandonados a su suerte en cualquier portal. Afortunadamente algunas fundaciones y ONGs se han percatado del problema y están ayudando a estas mujeres por medio de microcréditos que se comprometen a devolver en el plazo de un año. 

A excepción de las que murieron durante el intento, todas consiguieron devolver el dinero prestado. Con ese dinero la mayoría (68%) compraron una cabra; el 26% alquiló tierra para su explotación; el 4% abrió un pequeño comercio y el resto compró una vaca.
Poco es, y menos todavía nos parece a quienes tuvimos la suerte de nacer en occidente, pero gracias a estas iniciativas muchas de esas mujeres consiguieron abrirse camino en un mundo nuevo que les permite seguir adelante. Para el presente año está prevista en esa zona la entrega de otros 150 microcréditos que atenderá la necesidad de otras tantas mujeres con esa misma problemática. Esperemos que esa rueda solidaria no se detenga...

RAFAEL FABREGAT

25 de mayo de 2018

2600- EL DERECHO DE PERNADA.

No es nada nuevo. Se ha escrito largo y tendido sobre el "Derecho de Pernada", más o menos utilizado en la Edad Media. Como en todas las cosas de la vida, ni están todos los que son ni son todos los que están. Facinerosos los hay en toda época y lugar, pero no todos usaban de esta prebenda de la que se generaliza seguramente demasiado. Sin duda alguna hay más misticismo que realidad, de la misma manera que dudo mucho existieran los tan renombrados cinturones de castidad. Más bien podría haber sido al contrario y con mayor motivo, si hubieran ido las mujeres a la guerra y fueran los hombres quienes hubieran quedado en sus aldeas o palacios. De todas formas generalizar nunca es buscar la verdad de las cosas.

Escrito está que el "ius primae noctis" ó "Derecho de Pernada" era un privilegio establecido por algunos nobles que, en cada boda y cuando la novia era de su agrado, gustaban de desvirgarla, o sea, pasar la primera noche de bodas con la mujer de sus vasallos. De todas formas con el tiempo son muchas las dudas que han surgido sobre la veracidad o no de este hecho sobre el que, eso sí, han corrido mil ríos de tinta. Más bien se cree que la posibilidad de un hecho fortuito y puntual, quedó plasmado en la literatura como algo generalizado y sin duda incierto. Era un recurso para denigrar a la nobleza, cuyos abusos eran más bien pecuniarios. Si de algo podemos acusar a la nobleza medieval será de vivir como dioses mientras mataban de hambre al pueblo llano, pero no de abusar de sus mujeres cuando otras más bellas las tenían en su propios palacios y al alcance de sus manos.

Ya sabemos que en aquella época todo era del señor de la comarca o reino que se habitaba pero, ¿acaso no sigue siendo así en el siglo XXI?. Seguimos pagando impuestos sobre lo que consideramos nuestro, lo que viene a decirnos que nos permiten disfrutar de lo suyo a cambio de nuestro dinero. En aquellos tiempos los nobles permitían a sus vasallos sembrar sus tierras a cambio de los diezmos, reservándose también para ellos los molinos y las herrerías con las que acabar de robar a los labradores lo poco que quedaba de sus cosechas. Eso sin contar que los vasallos habían de estar siempre dispuestos para la lucha cuando el señor lo consideraba necesario. No hay duda alguna de la veracidad de estos hechos, pero ¿quien cree que el derecho de pernada fuera una realidad?. No la necesitaban...

Bien es verdad que Heródoto escribió sobre una tribu que acostumbraba a presentar al rey a todas las doncellas casaderas y que si alguna le gustaba era el primero en acostarse con ella, pero hablamos del siglo V a.C. y no de la Edad Media, dos milenios posterior a este personaje. También es verdad que en los pueblos germánicos la sangre del desfloramiento era considerada mágica, motivo por el cual era todo un honor que la primera cópula se le ofreciera al señor del lugar y que, en todo caso, ésta podía anularse por un pago en metálico. Este privilegio se perpetuó hasta bien entrada la Edad Media, aunque siempre asociado a impuestos y tributos. Debido a la escasa documentación sobre el particular, los historiadores dan poca credibilidad a la aplicación del "derecho de pernada" si bien la aceptan como hecho puntual en lugares concretos. Sin embargo en algunos lugares era tradicional, a modo de recordatorio de lo que pudo ser este derecho sobre el vasallo, que tras la ceremonia de la boda el señor saltara por encima de la novia como quien salta una hoguera.

La Sentencia Arbitral de Fernando II el Católico (Guadalupe 21 de Abril de 1486) puso fin a los abusos de la nobleza catalana contra sus vasallos diciendo al respecto sobre el tema que nos ocupa:
..."ni tampoco puedan (los señores) la primera noche quel payés prende mujer, dormir con ella en señal de senyoría". 
Hacía ya muchos años que los reyes luchaban contra este abuso, aunque el débil poder central no podía erradicarlo. 
La creciente autoridad de la Iglesia y la consolidación de los matrimonios eclesiásticos ayudó a proteger a los recién casados del poder de la aristocracia. Dios bendecía la unión de la pareja y sobraba por tanto la intervención de la autoridad terrenal. 
Con esta sentencia real el matrimonio se convertía en algo sagrado que los señores feudales no podían mancillar, motivo por el cual el llamado "derecho de pernada" dejaba de ser un derecho y pasaba a ser tan solo el capricho de cuatro locos descontrolados, incapaces de respetar la dignidad de las personas a su cargo.
De todas formas, a partir de aquel momento ya solo en la literatura se volvió a hablar de privilegio tan deleznable.

RAFAEL FABREGAT

24 de mayo de 2018

2599- LA GASTROSIEXTA.

¿Qué es eso? -se preguntarán.
Pues nada, como si hubieran descubierto alguna nueva galaxia nos cuentan a estas alturas del siglo XXI que una estupenda comida, seguida de una buena siesta, favorecen las ganas de sexo y el fin del estrés. ¡Pues no hace tiempo que los españoles sabemos eso...!
Está claro que las preocupaciones del día a día estresan cada día más, pero para algo está la cabeza. Naturalmente no vamos a desentendernos de nuestras obligaciones profesionales y sociales, pero vamos a hacerlo de forma controlada y dándole a cada cosa su tiempo. No se puede trabajar de forma constante, como tampoco podemos hacerlo sin recompensa alguna. El trabajo y el dinero que éste nos aporta son necesarios, pero también lo es la comida, el amor y el relax que éstos proporcionan. La comida del mediodía no es una más, sino el pilar fundamental de una buena alimentación y mejor vida. 

En fines de semana y cuando el trabajo lo permita, debe ser en la casa de cada uno de nosotros y de forma agradable y relajada. No comiendo cualquier cosa, sino aquello que sea del agrado de la pareja. La comida no debe ser solamente alimentarse, sino disfrutar de lo que se come y hacerlo en compañía del ser amado.
Otra cosa sumamente placentera y beneficiosa para la salud es acabar la comida con una buena siesta. Para ello no se necesita que sea larga en el tiempo, sino relajante, sin prisas. Lo natural para el ser humano es dormir por la noche, pero una siesta de corta duración (una hora como máximo) reduce el estrés y disminuye la presión arterial favoreciendo nuestro rendimiento posterior. Para que la creatividad llegue al máximo nivel es indispensable que, antes o después de la siesta, hagamos el amor con nuestra pareja. 

Las relaciones sexuales son lo más placentero que podemos hacer con la persona amada y llevarlas a cabo tras una comida frugal pero placentera, en un ambiente de completo relax, es elevar el listón del clímax a su más alta expresión. Hacer el amor durante la siesta aporta beneficios para nuestra salud física e intelectual y estrecha los lazos de pareja. En esas especiales condiciones practicar sexo elimina totalmente el estrés, calma cualquier afección y cuida de nuestro corazón manteniéndonos jóvenes y en forma. Son muchísimos más los beneficios, pero vamos a dejarlo aquí pues son de sobras conocidos. Recuerden que la comida, el descanso y el sexo son los tres pilares fundamentales de la salud física y psíquica. Cada uno de ellos por separado es placentero y fundamental para nuestras vidas, pero reunirlos en un solo lugar y momento es "lo más de lo más". 

No debe olvidarse que, de vez en cuando, para conseguir los mejores objetivos profesionales es también necesaria una buena dosis de placer. Las metas no son placenteras si se alcanzan con sufrimiento. El placer allana el camino hacia los objetivos más inalcanzables. No olvidemos que sin ese placer la vida se hubiera extinguido hace mucho tiempo. En cuanto a la frecuencia de practicar la "gastrosiexta"... Depende de las obligaciones y horarios de cada cual pero, cuando eso no es posible hacerlo durante la semana laboral, sí que no debe perdonarse durante los fines de semana e incluso intentar incorporarlo a lo largo de la semana siempre que sea posible. No se arrepentirán. Es una práctica que tiene muchos beneficios para nuestra salud. 

RAFAEL FABREGAT

2598- ¡HOLA!. ¿QUÉ TAL...?

No hay (casi) nada que cien años dure, ni cuerpo que lo resista. Es lo que se dice en mi tierra. En fin, acabaron para este servidor las ¿vacaciones? en Canarias. Unos días de asueto en las tropicales tierras canarias, con los vejetes jubilados del IMSERSO y sus acompañantes, algunas (por extraño que parezca) todavía de buen ver.

¿En qué consiste eso? -se preguntará alguno de vosotros.
Pues en sacarles a los viejos los escasos dineros que cobran, más los que en toda una vida de trabajo y estrecheces hayan podido ahorrar. De todas formas, no pasa nada. Sarna con gusto no pica y lo bueno, si breve, dos veces bueno. Los hoteles simplemente "están bien" y la comida (en este caso del Hotel Carabela en Puerto de la Cruz y lo digo para que otros procuren no tropezar con la misma piedra) de escasa variedad y una auténtica bazofia digna de denuncia. Las sobras de hoy se "disfrazan" para mañana y así un día tras otro. En cuanto al asunto económico... ¿Cómo les sacan los dineros a los vejetes?. Pues muy sencillo... 

El viaje es normalmente barato, pero el dinero te lo sacan después en las excursiones y en los convenios que la agencia tiene con los comercios y actividades que se realizan. 
Sirva como ejemplo que en la visita a las Cañadas del Teide y con la excusa de una conveniente "aclimatación a la altura" hay 3 o 4 paradas en bares, restaurantes y tiendas de todo tipo, de las cuales "alguien" se lleva su correspondiente comisión. 
Más aún cuando en esas tiendas, bares o restaurantes se come, de forma obligada o voluntaria, debido a la duración de la excursión. Y que no se te ocurra coger una planta o una piedra del suelo, que ya te la venderán en esos "negocios" estratégicamente situados y muchas veces de un mismo dueño. No importa que hablemos de autobuses, barcos, hoteles o restaurantes, casi siempre con caja común.
Como es fácil de comprender, los clientes nunca faltan puesto que los que marchan por la mañana son reemplazados por la tarde en una rueda sin fin. 

Y las excursiones se repiten, de la misma manera que se repite la bazofia que te dan por comida, los espectáculos que ofrecen para los vejetes y la reposición de los souvenirs que todos adquirimos para nuestros seres queridos. Es un auténtico e inmenso negocio lo que hay montado alrededor de este tipo de viajes. En algunos sitios hay que pasar un torno para poder ir al servicio, que naturalmente no se abre si no le echas una moneda de 0,50 €, de la misma manera que en otros te hacen una foto a la entrada y que "voluntariamente" (solo faltaría) adquieres a la salida previo pago de 6,50 €. Juzguen ustedes mismos sobre el particular. Lo mejor del viaje, la gente que conoces y el compañerismo que surge espontáneamente entre los viajeros.
Dicho todo esto Canarias es de una exhuberancia incomparable que hay que visitar. 

RAFAEL FABREGAT

12 de mayo de 2018

2597- SEXO EN UN SIMCA 1000.

Los jóvenes de hoy piensan que lo han inventado todo, pero no. El practicar sexo en lugares públicos viene de muy atrás, de la época cavernaria diría yo sin miedo a equivocarme. Pero es también muy antiguo que la gente joven se crea superior a sus padres y abuelos en todos los aspectos de la vida y más aún en los del sexo. No se sabe por qué razón, son incapaces de creer, más aún de visualizar, que aquellos carcamales que tienen delante de sus narices pudieran algún día hacer las "travesuras sexuales" que ellos hacen día sí y otro también. 

Los viejos también fueron jóvenes y como tales hicieron exactamente lo mismo que ellos hacen ahora, a pesar de que los tiempos eran otros. En fin. Antes era en el campo y en el pajar, después fue en el asiento de atrás de un Simca-100 o de un Seat-600. ¿Difícil?. ¡Tonterías!. Había sitio de sobras, que te lo digo yo. Eso sí, éramos jóvenes, pesábamos la mitad que ahora y no teníamos barriga.
Lo del sexo lleva en marcha millones de años. Tantos como tiene la vida. No hay nada nuevo bajo el sol. Solamente cambian las circunstancias. Ahora ¡vaya risa! los padres facilitan habitación y cama en la propia casa, normalmente de la novia. ¡A ver si así la casamos pronto! -digo yo, no sé, porque no hace tanto tiempo, cuando yo era el novio, mi suegra ni siquiera parpadeaba para pesar mío y el de mi novia. No fuera cosa que nos extralimitáramos, cosa que naturalmente no impidió.

Un reciente estudio nos ha "descubierto" que los jóvenes del siglo XXI lo hacen en un 26,1% en el campo o en los parques públicos, en fin, en lugares con vegetación y a ser posible con flores... ¡Qué bonito!
Un 16,1% en el coche, claro que actualmente son más amplios que en los años 60...
Un 12,7% en el mar, la playa, o alrededores...
Sexo en baños públicos el 5,6%.
Un 2,6% en el cine... ¡Qué risa!.
Biblioteca u otras estancias de la Universidad el 2,4%. En el probador de las tiendas de ropa un 2%. El 1,8% en la piscina, que vaya tela...
Otro 2% en el trabajo, ¡no siempre con el novio!.
En fin, lo dejamos aquí, porque nos dan demasiada envidia. El tanto por ciento restante es ya tan variopinto que no cabe reseña. Lo que si está claro que facilidades las tienen todas, por lo tanto no veo yo necesidad alguna de hacerlo en sitios tan disparatados, a no ser que eso suponga un estímulo, que será que sí. En fin, cosas que pasan...

RAFAEL FABREGAT

9 de mayo de 2018

2596- PRIMERO ESPAÑA.

Así tendría que ser, pero no es. Primero España, después los españoles, y al enemigo ni agua. Pero al PP se le ha ido la pinza si es que alguna vez la mantuvo sujeta, que será que no. Primero el líder y después el resto de mandamases... Los simpatizantes que se jodan y los que no son simpatizantes, o lo son de otros partidos, que se jodan dos veces. 

¡Ay Rajoy, que pocos cortes de pelo te quedan al frente del Gobierno!. Seguramente los que faltan hasta la llegada de nuevas elecciones ya que, si no tienes contentos a los tuyos, imagínate a los que son totalmente contrarios a tus ideas. Creo que ya está bien... De lo que hacen los tuyos, de lo que dejan de hacer y de lo que permites que hagan todos aquellos que solo buscan la ruptura de España y la pérdida del bienestar general de los españoles... 
¡Creo que ya está bien!. Más de dos legislaturas, ni el propio Diablo...

RAFAEL FABREGAT 

8 de mayo de 2018

2595- MÁS DE LO MISMO... Y QUE DURE.

Pido perdón, ya ves tu que cachondeo, por escribir en castellano pero hace 55 años, cuando yo iba al colegio, los acólitos de Franco (dígase autoridades civiles o religiosas y por supuesto también los maestros de escuela) solo enseñaban en castellano. 
Demasiado viejos, ya a estas alturas, para aprender el valenciano impuesto por los políticos catalanes de Acció Cultural y sucedáneos, que funcionan en la Comunidad Valenciana a golpe de talonario en un intento, de momento fallido, de hacer creer a quienes no conocen la historia el cuento de los Países Catalanes. 
Dicho esto cabe añadir que en Cabanes estamos en plenas Fiestas de Mayo 2018 y con excelente ambiente. Parece ser que la década de la maldita crisis (2007-2017) ya ha finalizado aunque, como siempre pasa, para unos más que para otros. 
¿El programa de festejos?. Pues el de siempre. Ya hace algunos años que se pretenden incluir innovaciones pero, el resultado final es más de lo mismo y que dure.

Subida de la Mare de Deu y Entrá de Maig.
Misa y procesión por las calles de la villa.
Tiro de codornices, salida runner
Bous de carrer, con varias emboladas.
Comida de hermandad de viejos y amas de casa.
Construcción de la plaza de toros, almuerzo de collas y atracciones para los niños.
Cuatro días de toros en la plaza, con entradas y salidas estilo pamplonica.
Concurso de ganaderías, prueba y embolada de toro cerril.
Alguna noche de baile con orquesta para los jóvenes.
Y pare usted de contar.
El lunes 21 de Mayo es Pascua de Pentecostés, lo que marca la devolución de la Virgen del Buensuceso a su ermita y despedida de las Fiestas en su honor.
Felices fiestas a todos los forasteros y cabanenses de buena voluntad.

RAFAEL FABREGAT

29 de abril de 2018

2594- SAN JUAN Y SAN PABLO DE TENA.

A los pies del "Puntón de las Brujas" y cercanos los 1500 metros de altitud, se halla la ermita de San Juan y San Pablo, la más antigua que hay documentada en la comarca del Sobrarbe. A escasa distancia del pueblo oscense de Tella. Detrás de la ermita se encuentra "El Puntón", una mole rocosa a la que, según la tradición, acudían las brujas de la comarca para llevar a cabo sus rituales y encantamientos. Ese fue seguramente el motivo de la construcción de esta ermita que, bajo la advocación de San Juan y San Pablo, pretendía alejar para siempre el esoterismo que "El Puntón" significaba por las hechicerías que se llevaban a cabo en aquel lugar. Con el veneno de algunas plantas malignas y el veneno de sapos y setas tóxicas preparaban extraños ungüentos que se aplicaban en zonas sensibles como las axilas o la entrepierna entrando en trance y con la sensación de viajar por el aire a lomos de escobas hechas con ramas de boj. 

El lugar no puede ser más espectacular, con varios picos del Parque de Ordesa al fondo y destacando el macizo de Monte Perdido y Cañón de Añisclo. Dólmenes y castillos nos indican que la comarca estuvo habitada desde tiempos inmemoriales. Solo los aquelarres del Puntón rompían la tranquilidad del lugar y se hizo imprescindible acabar con ellos... A sabiendas de que la prohibición de los ritos paganos no sería escuchada, el año 1019, tal como figura en el pergamino que se conserva en el Museo Diocesano de Barbastro, fue consagrada esta ermita de "San Juanipablo" -como allí la llaman- por el obispo Borrell de Roda de Isábena. Aquella ermita primigenia fue construida con madera de pino y como reliquia guardaba el citado pergamino dentro de una cajita de madera (lipsanoteca) para que permaneciera en el tiempo, a modo de garantía de que las prácticas esotéricas fueran erradicadas de forma permanente.

La construcción, que posteriormente se hizo con piedra del lugar y cubierta de losetas, es de planta rectangular y de una sola nave con cubierta de cañón, con cabecera semicircular y bóveda de horno apuntada. Bajo el ábside hay situada una pequeña cripta, a la que se accede a través de la nave, en la que fue encontrada la reliquia de su consagración. La ermita es pobre de solemnidad, pero cumplió su cometido y nunca más se volvieron a ver brujas en el lugar...

RAFAEL FABREGAT